DIGEIG destaca importancia de la comunicación sobre el Sistema de Gestión Financiera

4 mayo, 2021

Santo Domingo. – La Dirección de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG) tiene una función de trascendencia relevante por su incidencia en la transparencia en el Estado dominicano, la debida ejecución del presupuesto público no es la excepción, ya que esto se traduce en beneficio para todos los ciudadanos.

A estos efectos, el presidente Luís Abinader mediante la comunicación número 08661 remitida a toda la Administración Pública y, muy especialmente, a las instituciones y empresas públicas no financieras que no están ejecutando los procedimientos presupuestales a través del Sistema de Gerencia Financiera (SIGEF), dispone la integración a la transparencia de todas las instituciones o empresas públicas al sistema, lo que permitirá controlar la ejecución presupuestaria, evaluar el gasto y el funcionamiento del sector público, creando la confianza necesaria.

“El gasto no ejecutado al margen del presupuesto o no integrado al SIGEF puede ser fuente de corrupción en la Administración Pública, pues desarrolla una inusitada presión para lograr su introducción en el presupuesto evitando que el compromiso irregular sea remitido a deuda pública el 31 de diciembre de cada año, y como consecuencia, por la inseguridad de pago, se genera la escalada de precios”, expresó la doctora Milagros Ortiz Bosch.

Además, Ortiz Bosch ponderó que esta comunicación es más que un documento, es un instrumento de desarrollo nacional, el conjunto de programas y políticas públicas que implementadas y coordinadas por la Administración Pública garantizan los servicios, que, como derechos, la Constitución otorga a las y los ciudadanos.

Para la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental esta comunicación, emitida el 29 de abril, día dedicado a celebrar la ética, es un gran paso para la transparencia.

La comunicación No. 08661 es trascendental por múltiples razones:

1. El Poder Ejecutivo está ejerciendo su obligación de velar para que todas las instituciones que dependen de su autoridad cumplan con la obligación de integrarse al sistema integrado de gerencia financiera, acogiéndose a la institucionalidad y la transparencia en un plazo de siete meses.

2. Facilita el seguimiento a la ejecución presupuestaria.

3. Dificulta la ejecución de gastos no aprobados por la Ley y, en consecuencia, con la integración de todas instituciones al SIGEF garantiza a los organismos de control su función de disciplina y auditoria.

4. La ejecución presupuestaria facilita la evaluación de todos los gerentes del sector público.

5. Expone a la opinión pública, la eficacia o ineficiencia de los gobiernos en el manejo y resultados de la inversión pública y la comprobación de la calidad del gasto, información que por muchos años viene demandando la nación.