República Dominicana
DIGEIG realiza Seminario sobre integridad gubernamental y conflicto de intereses
29 / Agosto / 2018

DIGEIG realiza Seminario sobre integridad gubernamental y conflicto de intereses

La audiencia conoció las herramientas utilizadas en la política internacional para prevenir y controlar estos riesgos

Seminario completo

Villoria define la integridad pública

El conflicto de intereses, la corrupción administrativa y la integridad fueron los temas sobre los que disertó el catedrático y especialista en función pública, doctor Manuel Villoria Mendieta, durante el Seminario presentado por la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental para funcionarios y miembros de las Comisiones de Ética Pública.

Villoria definió los principales riesgos en la administración en materia de ética y compartió con los presentes las medidas internacionales de prevención y control, antes de introducirlos en los estudios de casos de conflictos de intereses.

Un conflicto de intereses es aquel “entre las obligaciones públicas e interés privado, que puede influir indebidamente (o parecerlo) en el cumplimiento de las obligaciones y responsabilidades de un servidor público”, mencionó el invitado.

Para él, todo caso aparente o potencial debe ser solucionado, porque aunque esta situación no implique que un funcionario actúe de forma corrupta, también distinguió que “en la corrupción siempre está ligado un conflicto de interés mal resuelto”.

En ese orden, el licenciado Lidio Cadet, director general de la DIGEIG, declaró que es un tema con el que hay que trabajar en la República Dominicana, haciendo la salvedad de que el conflicto de intereses no es uno de los principales flagelos dentro de la administración pública.

Herramientas de prevención y control                

Entre las medidas adoptadas internacionalmente para la prevención y gestión de conflictos de intereses en la administración, el doctor en Ciencias Políticas resaltó la restricción en el ejercicio de empleos adicionales (pluriempleo) en el sector público, a menos que sea para impartir docencia a medio tiempo en una universidad, y la incompatibilidad con el empleo privado de empresas vinculadas a la institución.

Asimismo, aconsejó que el funcionario haga múltiples declaraciones de bienes: declaración de ingresos personales y familiares, declaración del patrimonio personal y familiar y la declaración de intereses privados.

Sobre la gestión de regalos, expresó que algunos países restringen todo tipo de dádivas que alteren la imparcialidad del servidor público. Mientras que otros ponen un límite al valor del regalo.

Corrupción en el conflicto de interés

Debido a que hay corrupción cuando se gestiona mal un conflicto de intereses, Villoria abordó la ese tema. “Una mala gestión de los conflictos de intereses da igual a la corrupción”, reiteró.

El experto aseguró que la corrupción tiene efectos sociales, económicos y políticos, y que para combatirla hay que trabajar en la cultura.

“Cuando la corrupción está muy desarrollada, es un fenómeno muy cultural, también, en el sentido siguiente: si yo creo que todos los demás roban, ¿por qué no voy a robar yo?”, cuestionó Villoria.

Por lo que para combatir la corrupción hay que mejorar la prevención, aspecto en el que Villoria destacó la labor de la DIGEIG para que se reduzca el riesgo, “porque una vez que hay, ya el daño está hecho”.

“Para ello necesitamos un sistema legal adecuado, con normas de transparencia, como las que ya existen en Dominicana; de participación, buenas normas de contratación pública, en los procedimientos administrativos; normas de conflictos de intereses e incompatibilidades, generar códigos de conducta, tener un servicio civil de carrera”, añadió Villoria a la fórmula para combatir la corrupción.

Imparcialidad, valor en la función pública

Villoria afirmó que un funcionario o servidor público es íntegro cuando actúa cada día de forma coherente con los valores propios esenciales de la administración pública, como la imparcialidad, eficiencia, eficacia y calidad.

La importancia de la imparcialidad sobre los demás valores se lo atribuyó a que si no se actúa de forma imparcial, de acuerdo con la ley, no se puede ser eficaz ni eficiente.

“La imparcialidad se ha constituido en ese valor clave que, cuando lo analizamos empíricamente en datos globales, nos damos cuenta que aquellos países que más progresan, se desarrollan, son aquellos que tienen administraciones más imparciales”, expresó.

Las palabras de bienvenida las ofreció el encargado del Departamento de Ética de la DIGEIG, licenciado Rafael Alberto Basora, quien aseguró que a través de las políticas de integridad gubernamental y solución de conflictos de intereses se puede empezar a cuidar la confianza de la ciudadanía.

 

Dpto. de Comunicaciones/DIGEIG

Ext. 5001-5006

24 / Abril / 2017
Santo Domingo, RD.- La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), en coordinación con una Comisión Interinstitucional, inicia desde este lunes...

Leer mas »


24 / Noviembre / 2014
SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA.-Una rendición de cuentas relativa a las políticas y acciones desarrolladas durante 2 años de creación y gestión de...

Leer mas »


15 / Diciembre / 2014
Santo Domingo, R.D.- Durante la celebración de encuentro con interlocutores y actores sociales del programa televisivo Bien Hacer, tras casi cuatro años de...

Leer mas »


8 / Junio / 2018
Cadet concluye Semana de la Ética y la Transparencia de la ARL con conferencia magistral Abordó la ética, la transparencia, el libre acceso a la información, el...

Leer mas »